Psicoprofilaxis Obstétrica

Si estás en la dulce espera de un bebé y quieres prepararte para su llegada como una mamá experta, es el momento de iniciar la psicoprofilaxis obstétrica, una manera de disfrutar ser mamá desde las primeras semanas, sintiendo toda la experiencia única que esto implica.

Al saber que estás llevando en tu vientre a un pequeño ser, tus pensamientos y tus sentimientos como madre comienzan a florecer. Pero ¿qué pasaría si en lugar de sentirte como una extraña? Empiezas a hacer al bebé parte de ti, con mucha plenitud, comodidad y sobre todo, felicidad todo esto, antes de que llegue a tus brazos.

La organización mundial de la Salud, en los últimos tiempos ha recomendado las cesáreas en un 15% de todos los nacimientos, mientras que en muchos países más del 60% nacen a través de esta técnica.

Por ello, es importante promover el parto humanizado, recomendándose aplicar la psicoprofilaxis obstétrica para la preparación completa de la madre, tanto si es parto natural como por vía abdominal, en una cesárea, todo para mejorar la experiencia y el aprendizaje de lo que prontamente vivirá en el tiempo del embarazo, del parto y en los tiempos posteriores, como madre.

No solo se trata de una educación para la madre, sino también para la pareja, pues al ser padres son los dos, quienes necesitan un complemento de ayuda para superar los miedos y también de establecer un plan para cubrir todas sus necesidades y deseos para con el niño.

La educación de psicoprofilaxis obstétrica consta de 3 fases :

  • Física
  • Emocional
  • Cognitiva

A nivel físico, la psicoprofilaxis obstétrica, establece la importancia que tiene practicar ejercicios para fortalecer cada uno de los músculos de la madre y así poder hacer mucho más sencillo, el trabajo de parto. Además, también señala el objetivo de que toda madre aprenda a conocer con detalle su cuerpo para así reducir los inconvenientes respiratorios, cardíacos y hasta circulatorios, en el tiempo de espera del bebé.

El abordaje emocional, describe la preparación de la madre antes, durante y después del embarazo para recuperar la confianza en su cuerpo y la seguridad de que será una excelente madre, cubriendo todas las expectativas y contando con todo el  potencial que la naturaleza brinda en ella, como mujer.

La ayuda puedes obtenerla, gracias a los objetivos que planean cumplirse desde un curso psicoprofiláctico en el embarazo, donde no solo involucrará su propio sentido materno emocional, sino también al del padre para que cumplan con esta meta, como pareja y como futuros padres.

Cuando se habla de la preparación cognitiva de la madre o la gestante, en el curso de psicoprofilaxis obstétrica, se utiliza la enseñanza para la pareja complementada, para que ambos sean capaces de decidir cuál es el tipo de parto que quieren para su bebé, teniendo en cuenta ante todo, los riesgos y los beneficios que implica cada uno.

En las sesiones de la psicoprofilaxis cognitiva, se hablan temas del embarazo, pero también del parto y del tiempo después del parto, seguido de la lactancia y del recién nacido.

El curso hace hincapié en el miedo de las madres al dolor del parto y cómo hacer para enfrentarlo, sin temores con toda una serie de informaciones certeras que dan mayor confianza a la gestante para recibir a su hijo, desmintiendo los mitos que siempre salen a relucir y teniendo la plena seguridad de que se tendrá a un niño completamente sano.

Además de educar a ambos padres, la psicoprofilaxis obstétrica es una excelente opción para tener un bebé saludable física y mentalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *